Estrategias de Negocios
Orígenes, Evolución e Importancia

El diseño de estrategias de negocios eficaces es un componente clave para el éxito de cualquier emprendimiento o empresa.

ajedrez-virtual-estrategias-de-negocios

Estrategias de Negocios

Es el primer paso que deberás dar antes de crear tu plan de negocios e implica utilizar diferentes técnicas y métodos para que seas exitoso.

En ésta primera aproximación al tema hablaremos sobre sus orígenes, y, como a través del tiempo, se ha convertido en la guía imprescindible y necesaria de la gestión empresarial moderna. 

Antecedentes de las Estrategias de Negocios

origen-estrategia-de-negocios

En latín “strategϊa” significa “Provincia bajo el mando de un general”.
Dicho término proviene a su vez del griego “stratёgía” cuyo significado es “Oficio del General”.

La Real Academia de la Lengua Española en su diccionario le da tres acepciones:
1.- Arte de dirigir las operaciones militares.
2.- Arte, traza para dirigir un asunto.
3.- Mat. En un proceso regulable, conjunto de las reglas que buscan una decisión óptima en cada momento.

La estrategia es, entonces, un término que evoca lo militar, lo belicoso, y encierra dentro de él la utilización de tácticas y métodos para alcanzar el debilitamiento y la victoria sobre el enemigo.

El Arte de la Guerra y la Estrategia de Negocios

Sun Tzu, en su libro “El Arte de la Guerra”, con respecto a la estrategia, nos dice que: “La mejor estrategia es la más simple y la mejor enfocada, ya que las estrategias complejas pueden confundir a los miembros del propio ejército, comprometiendo sus posibilidades de victoria.”

Así, recomendaba la utilización de la astucia, la maniobra, el cálculo, la discreción y el secreto para evitar la contienda armada. 

Evolución del concepto de Estrategia de Negocios:

origen-de-las-estrategias-de-negocios

Hoy, el término estrategia ha sido adaptado a múltiples disciplinas, y, a contrario sensu de su acepción original, el término estrategia sugiere y precisa de razón, planificación, metodología y persuasión.

Sin embargo, creemos que algunos de sus significados originales perviven aún, y, además, complementan a su nueva acepción: Tácticas, métodos, astucia, cálculo y discreción.

En cuanto a las estrategias de negocios, el concepto se adaptó atravesando varias fases, mismas que estuvieron signadas por la evolución de la economía mundial.
Veámoslas a continuación:

Fases evolutivas de la Estrategia de Negocios

revolución-industrial-engranajes

Primera Fase
La Revolución Industrial

Marcó un verdadero hito en la forma de producir y hacer negocios.
A partir de entonces, mediados del siglo XIX, se modificó todo el entorno empresarial.
Las empresas se hicieron más grandes para dar respuestas a los requerimientos de un mercado cada vez más exigente, a la vez que, dado el grado de competencia ascendente y el aumento de la producción, hacían que su organización y estructura adquirieran mayor grado de complejidad.

evolución-estrategias-de-negocios-años-20

Segunda Fase
Los Años 20

Es cuando comienza la verdadera evolución de la estrategia de negocios en las empresas dándole mayor importancia a la programación o planificación financiera.

Adquiere suprema importancia, sobre todo, la planificación presupuestaria.

El enfoque principal de la misma es hacia los presupuestos de Ventas, Producción, Inventario y Caja.

La consecuencia fue que sólo se enfocaban en los resultados de ejecución, esto es, la evaluación del cumplimiento, o no, según las asignaciones a los departamentos de Ventas, Mercadeo, Producción y Finanzas.

La planificación solo se centraba en los aspectos financieros de cada área.

Tercera Fase
Los Años 50

La planeación financiera comienza a realizarse a largo plazo estimando en las estrategias de negocios posibles escenarios futuros con posturas optimistas, pesimistas y neutrales.

De esta manera, pasaba a un segundo plano el enfoque hacia adentro, esto es, hacia el aspecto funcional de la empresa; dándole mayor importancia a los escenarios a futuro de manera más global.

estrategias-de-negocios-años-60-70

Cuarta Fase
Los Años 60-70

La cuarta fase se ubica en los años sesenta y los setenta.

Es cuando se publican las investigaciones de los primeros teóricos: Peter Drucker, Kenneth Andrews, Alfred Chandler e Igor Ansoff.

Señalaban que lo importante es fortalecer estrategias de negocios que tomen en cuenta no sólo a cada área de la empresa en particular.

Señalaban que las empresas y organizaciones son entes únicos, conformados por elementos que las articulan y generan dinámicas que, definitivamente, garantizan su funcionamiento y crecimiento.

Quinta Fase
Los Años 80-90

A partir de los años 80 se hace énfasis en el análisis del entorno de los negocios.

El principal enfoque se da hacia la definición de estrategias de negocios basadas en la Misión, Visión y Valores que han de guiar los pasos de la empresa hacia la fijación de sus metas y objetivos estratégicos, la determinación de sus ventajas competitivas y la puntualización de los planes de acción para conseguir el cumplimiento de los objetivos trazados.

Sexta Fase
Los Años 2000

Muchas de las metodologías que conocemos hoy en día continúan evolucionando, se siguen estudiando, adaptando y consolidando con la llegada de los nuevos tiempos.

A la par que se sucedían los cambios en las concepciones estratégicas de las empresas en las fases señaladas, iba desarrollándose una disciplina que paso a paso acompañó a cada una de estas fases: 

La informática.

Imposible concebir una estrategia de negocios sin su acompañamiento en el mundo de hoy.

Si bien la informática fue una disciplina y técnica que en sus inicios estaba al alcance de unos pocos, solo hacia finales del siglo XX comenzó a estar al alcance de la mayoría.

Además, también a finales de los noventa, aunque incipientemente, Internet comenzaba a formar parte del quehacer cotidiano, tanto del personal como del empresarial.

Es durante el transcurrir de los primeros años del presente siglo XXI, cuando definitivamente se arma el rompecabezas y se conjugan conocimientos, tecnologías, información y comunicación hasta llegar a hoy en día, cuando ya se comienza a expandir el uso de la inteligencia artificial.

¿Por qué las Estrategias de Negocios?

estrategias-de-negocios-y-marketing-cruce-de-caminos-letreros-estrategia-marketing

Las Estrategias de Negocios marcarán el rumbo de tus planes a futuro:

¿Por qué diseñar una Estrategia de Negocios?

Para definir:
1. En dónde estamos.
2. Dónde queremos estar.
3. Cuáles son los mecanismos que nos permitirán llegar a ese punto.

Definidas éstas variables, es importante comprender el entorno en el que opera tu empresa.

Esto significa considerar factores como la competencia, los cambios en la industria y el mercado, así como los cambios en la tecnología.

También es importante entender cómo la estrategia de negocios de tu empresa se relaciona con su misión y objetivos.

Así, podrás definir un rumbo claro para el futuro y establecer con precisión tus prioridades y objetivos.

Ten en cuenta que a diario tomas decisiones sobre:

01. Enfrentar a la competencia.
02. Cómo llegar a tus clientes.
03. Qué decisiones te llevarán a garantizar el crecimiento.
04. Cuál será el enfoque de ventas.
05. Optimizar esfuerzos para posicionar tu marca.
06. Priorizar tus inversiones de capital.
07. Supervisar de qué manera cada colaborador establece su lista de tareas pendientes cada mañana.
08. Una vez que se establece una estrategia de negocios, es importante monitorear su eficacia a lo largo del tiempo.
09. Esto significa evaluar regularmente la estrategia. Así se podrá determinar si se están logrando los objetivos deseados.
10. Si se identifican problemas o se requiere un cambio de rumbo, es importante realizar los ajustes necesarios para asegurar que la estrategia continúe siendo eficaz.

Principios para el desarrollo de una Estrategia de Negocios:

empresario-visualizando-exito-de-sus-estrategias-de-negocios

Para definir donde estamos, queremos estar, y los mecanismos que nos llevarán allí, Jeroen Kraaijenbink, quién es consultor de empresas como The Wall Street Journal, USA Today y Forbes, entre otras importantes, señala un Decálogo de principios que las estrategias deben tener en cuenta. Veámoslos:

1. Propuesta de valor:

Describir los beneficios que un cliente recibirá al adquirir un producto o un servicio, esto es, enlazar las necesidades del cliente con las soluciones de tu empresa.

2. Clientes:

Comprender cuál es el perfil de nuestro potencial comprador y cuáles son sus percepciones sobre la propuesta de valor. Esto es crucial para la estructuración de la estrategia

3. Competidores:

Conocer y entender a nuestros competidores permitirá entender modelos de precios y negocios, y nos ayudará a no cometer los mismos errores.

4. Recursos y competencias:

Un inventario de nuestros recursos y competencias permitirá ser realistas con respecto a lo que tenemos para ofrecer. Estos dos factores afectan de forma directa la propuesta de valor y es muy importante conocerlos con claridad.

5. Socios:

Tus aliados son aquí tan importantes como en la guerra. Existen necesidades que para cubrirse necesitarán de trabajo conjunto.

Para que una alianza sea exitosa debe haber compatibilidad, no sólo en tus necesidades versus las capacidades del potencial aliado, sino también en las formas de trabajo, de comunicación y en las metas conjuntas.

6. Modelo de ingresos:

Escoger un modelo, o una combinación de varios, es clave para entender de dónde provienen los ingresos.

Qué recibe la empresa a cambio de nuestra propuesta de valor, por parte de quién, cómo y cuándo lo recibe.

7. Riesgos y costos:

Tu empresa está amenazada por riesgos financieros, sociales, de información, etc. Identificarlos y determinar cómo se gestionarán te garantiza la viabilidad y continuidad de la organización.

8. Estrategia:

La guía definitiva para alcanzar tus objetivos

9. Clima Organizacional:

Determina cómo se ve y se estructura la cultura al interior de la organización. De ella depende el clima laboral y la percepción de los miembros del equipo sobre su entorno de trabajo y su empresa.

10. Tendencias e Incertidumbres

Es crucial entender cuáles son las tendencias que se presentan dentro y fuera de tu organización, así como las incertidumbres a futuro.

La importancia de desarrollar una eficaz
Estrategia de Negocios
se resume en cuatro beneficios fundamentales:

Tablero-y-piezas-de-ajedrez-negras-simbolo-de-estrategias-y-planificación

1. Crea un sentido de dirección:

Define cuál es tu norte. Saber cuál será la Hoja de Ruta para llegar desde «A» hasta «B» es un fundamento básico para nuestra estrategia.

2. Integra los esfuerzos:

En lugar de invertir en tácticas únicas, tener una hoja de ruta estratégica determinada por una clara estrategia de negocios, asegura que todos remaremos en el mismo sentido, y además, con acompasada identidad de esfuerzos.

Equipos de trabajo y procesos se alinearán en la formulación de como lograrlo.

3. Ayuda a establecer prioridades:

Entender y clarificar cuál es el objetivo, permite priorizar las acciones y analíticas que nos lleven a buen puerto. Descartarás o aplazarás todo lo no indispensable para el cumplimiento de los objetivos fijados.

4. Permite cuantificar los resultados:

«Todo lo que se puede medir, se puede mejorar». 

Sin embargo, la medición en sí misma no aporta valor a una organización, pues para hacerlo deberá cumplir dos condiciones:
1) La captura de datos se debe transformar en información que permita tomar decisiones.
2) Debe haber claridad sobre las prioridades (objetivos estratégicos) de la empresa, para que el ejercicio de medir lleve a tu organización a procesos de mejora.

Estrategias de Negocios vs. Planificación Estratégica

La diferencia es muy sutil, pero importante. Son dos procesos diferentes pero complementarios entre sí.

ejecutivos-de-empresas-cerrando-negocios-luego-de-estrategia-exitosa

Estrategia:

Es la forma mediante la cual podemos detectar posibilidades de futuro para nuestras acciones, analizando y definiendo tanto el entorno como la manera en que las desarrollaremos para tener éxito con su implementación.

Sus características son:
1. Es anterior al plan, esto es, el paso cero anterior a la generación del plan.
2. Define el ámbito en donde operaremos, quienes serán nuestros clientes, cual nuestro mercado y como llegaremos a ellos.
3. Marca el como hacerlo, cual será nuestra propuesta de valor a los clientes y que nos diferenciará de la competencia.
4. El objetivo de la estrategia no es eliminar el riesgo, que siempre lo habrá, sino aumentar las probabilidades de éxito.

Implementación de la estrategia:

1. La implementación ha de ser progresiva.
2. Siempre atentos a la respuesta del mercado, esto es, testeando constantemente su evolución.
3. Su documentación ha de ser sencilla, concisa, precisa, clara y esquemática. No muy extensa.
4. Es atemporal y dinámica, esto es, puede ser modificada en cualquier momento.
5. Al implementarla, tener en cuenta siempre que es un proceso creativo que se nutre de la innovación.
6. No ha de verse bloqueada o limitada por presupuestos. Estos límites son para la planificación.

Planificación Estratégica:

Consiste en generar en detalle las iniciativas o proyectos estratégicos a desarrollar en un período de tiempo determinado, generalmente entre uno y cinco años.

Ha de tener en cuenta los objetivos previstos, los cambios y demandas del entorno, así como también los planes que permitirán alcanzar dichos objetivos.

Sus características son:
1. Idea y formula planes e iniciativas.
2. Ejecuta, hace seguimiento y evalúa los resultados.
3. Define Responsables, Tiempos de Ejecución, Costes e Inversiones.
4. Se realiza para períodos entre 1 a 5 años.
5. Se nutre del orden y la prospectiva es su lógica.
6. La logística y recursos disponibles podrían limitar su ejecución.

Implementación del Plan Estratégico:

1. Para su implementación, ha de atenderse al camino señalado en él para alcanzar los objetivos propuestos durante su formulación.
2. Durante su desarrollo ha de evaluarse constantemente el entorno.
3. Además de la evaluación del entorno, establecer la constante evaluación de los objetivos perseguidos, así como también de los recursos asignados.

Conclusiones

La estrategia de Negocios, conocida también como estrategia empresarial, es fundamental para garantizar la viabilidad de emprendimientos, empresas u organizaciones en todas las áreas de gestión.
Al fin y al cabo, su origen está en las metodologías que se reunían y aplicaban en las guerras para garantizar la victoria, 
Este triunfo es, en los negocios, la posibilidad de cumplir con sus objetivos a corto, mediano y largo plazo.
¿Tú qué opinas?
Nos encantaría saberlo.
Déjanos tu comentario o contáctanos.

Te invitamos a seguir navegando, saber más acerca de nosotros, conocer nuestros servicios y packs o suscribirte a nuestro Boletín Quincenal (Encontrarás el enlace al final de la página de nuestro Blog).

Estaremos encantados de atenderte.

¡Hasta la Próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *